Goliat, la tortuga de 40 kilos que adopto dos cachorros

Interesante

La naturaleza suele darnos muchas lecciones y esta historia es una de ellas. Pues unos animales de los cuales nunca se esperaría que pudiera surgir algún tipo de vínculo entre ellos, se convirtieron en los mejores amigos y hasta se podría decir que en algo así como que unos hermanitos co-adoptivos.

La historia empieza con Goliat, una gigantesca tortuga de tierra de 40 kilogramos que fue adoptada por Andrea, una amante de los animales, quien hasta ese momento solo había adoptado los convencionales gatos y perros. Desde el principio, Andrea notó que Goliat era bastante sociable para ser una tortuga, pues cuando ella salía al patio, este gigantesco animal la seguía y hasta se echaba cerca de ella para ser acariciado.

Pero la mayor sorpresa llegó cuando Andrea adoptó a tres perritos abandonados.

PAWsitive / YouTube

De forma casi inmediata, los tres cachorritos y Goliat se convirtieron en los mejores amigos. De hecho, hubo una vez que Andrea se preocupó por sus perritos y se dio cuenta de que todos estaban acurrucados al lado de Goliat y su gigante caparazón.

PAWsitive / YouTube

Esta singular amistad entre estos nada probable amigos es de las cosas más tiernas que el reino animal puede regalarnos. Los cuatro hermanitos comen juntos, juegan juntos y Goliat hasta les da paseos a sus tres hermanos perrunos en su caparazón.

PAWsitive / YouTube

¿Quién iba pensar que una tortuga de tierra gigante se iba a ser la mejor amiga de tres traviesos cachorros?

Sin más preámbulos, les compartimos este vídeo en donde se pueden ver más detalles de esta única e irrepetible amistad tan disparatada pero tierna.

¡Qué hermanitos tan adorables!

Fuente: Uplift.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *